Partido condicionado por la expulsion!

TXANTREA 4

ALUVIÓN 1

TXANTREA Mikel, Eneko, Legarra, Xabi, Iñaki, Solana, Alexko, Yoel (Aldave, min.31), Aimar (Cristian, min.60), Raúl y López (Joni, min.72).

ALUVIÓN Luis, Andoni, Unai, Eloy, Luis Ángel, Iñigo, Youssef, Igor, Javier (Iñaki, min.74) y Eduardo (Valentín, min.73).

Goles 0-1, min.16: Igor. 1-1, min.37: López. 2-1, min.58: Xabi. 3-1, min.64: Aldave. 4-1, min.78: Cristian.

Árbitro Montoya Simón, con González y Beluznegi. Amonestó a los locales Xabi y Aimar, y al visitante Luis. Expulsó por doble amonestación a Igor. MUY MAL

Estadio 60  espectadores en el campo de la Txantrea.

PAMPLONA. Al Aluvión, que estrenaba técnico en esta nueva jornada, no le fue suficiente tirar del manido refranero deportivo A nuevo entrenador, victoria segura, ya que sucumbió ante un potente Txantrea por 4-1, en un choque que, comenzó dominando y creando las unicas ocasiones.

Los del barrio pamplonés, noqueados durante 20 minutos tras el tempranero impacto de bala de los visitantes, tuvieron que emplearse a fondo para acercarse al objetivo de la quinta plaza, puesto que tuvo que esperar hasta bien entrado el segundo periodo. Tras el gol de pillo en el area pequeña de Burgos al aprobechar una buena peinada de maño, estuvo rondando el 0-2 hasta en dos ocasiones pero no pudo ser.

Nada mas comenzar la segunda mitad y en tan solo dos minutos el jugador visitante Igor ve dos amarillas, la primera por pedir una mano y la segunda se la saca de la manga el linea al hacer caso de las indicaciones de los jugadores locales, a partir de aqui el partido cambia por completo. Partido que teniamos bien controlado.

Los de Alfredo Lostado, titánicos en su esfuerzo, se descompusieron tras el empate y la posterior expulsión de Igor. A partir de aquí, cambio de guión: el Txantrea apretó sus filas, mejoró en las coberturas y acabó por coger por sorpresa a sus oponentes, quienes terminaron por diluirse según se acercaba el final.

Si bien es cierto que el guardameta Luis salvó a los suyos, los de Cascante fueron un juguete roto en manos de un ambicioso Txantrea, que manejó en el último tercio del partido como quiso a su rival con un jugador menos.