Jugamos como nunca….

PRIMERA AUTONÓMICA – GRUPO 2º

ALUVIÓN, 1; ALESVES, 4

 Aluvión: Iñigo Gómez; Mario Sanz, Diego Gómez, Adrián (Carlos Morales), Eduardo;  Pablo Jiménez (Aitor Berges), Juanfe, Javier Hernández (Ander);  Pablo López (Miguel), Youssef (Nacho) y Alejandro.

Alesves: Hernández; Oscar, Ayensa, Martón, Los Arcos, Arrondo, Abderra (Mayayo), Gordo (Santafé), Fernando, Burgui y Esparza (Joffre).

Árbitro: Mikel Alberdi, auxiliado por Gil y García. Expulsó a Diego Gómez por roja directa a los 10 minutos. Mostro tarjeta amarilla a Youssef del Aluvión.

Goles: 1 – 0 (m. 30): Youssef. 1 – 1 (m. 86): Martón. 1 – 2 (m. 88): Fernando. 1 – 3 (m.  90): Joffre. 1 – 4 (m. 94): Gordo.

Comentario:

Gran partido de los locales que tuvieron que competir con un jugador menos durante 82 minutos por la expulsión del defensa Diego Gómez al sujetar al delantero que se quedaba solo ante el portero. Siguieron los mejores minutos de los visitantes que se toparon con  Iñigo Gómez con un par de buenas intervenciones. Tras tres ocasiones seguidas –de Juanfe, Pablo López y de Youssef que fue el que acertó con el gol. Luego el portero local neutralizó las ocasiones de Martón y Los Arcos.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros, trabajo incansable de los locales, incluso ocasiones para sentenciar el encuentro pero hubo varias jugadas que marcaron el devenir del partido, la primera fue en sobre el minuto 30, cuando botaba el Aluvión un córner en el despeje hay unas manos claras que el arbitro no quiere señalar.

Ya se encaraba la recta final del partido y todavía el Aluvión arriba en el marcador, tras la recuperación de Mario, Berges juega para Nacho que mete el balón en profundidad para Ander que es sujetado, nuevamente el árbitro pasa de señalarlo y fueron unas cuantas, en la contra el Alesves consiguió el empate que dejo muy tocados a los de Papeles,  hasta que en los últimos minutos los visitantes lograron tres goles más para conseguir la victoria.

Excesivo castigo, en un partido que a pesar de las adversidades, estuvo controlado casi hasta el final, que además hace bueno el dicho «que fácil es pitar al farolillo»

Quedan tres jornadas en las que los chavales no cejaran en su empeño de conseguir una nueva victoria.