TXANTREA 3 – ALUVIÓN 1

Txantrea: Larumbe, Eneko, Laguna, Xabi, Anaitz (M. López, m.69), Iosu, Alexko (Peio, m.59), Raúl, Aldave, Andoni y Abárzuza (Gorricho, m.55).
Aluvión: Alberto, Ruiz, Barbero, Héctor, Maño, Visanzay, Royo, Mario, Varea (Josep, m.59), Resa (Arre, m.59) y Gamarra (Yanguas, m.45).
Árbitro: J. Á. Sevillano auxiliado por Lozano y Berrozpe.
Goles: 0-1 (m.59): Ruiz. 1-1 (m.69): Peio (p). 2-1 (m.81): Aldave. 3-1 (m.93): Peio.

Incidencias: 70 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del presidente del Lagun Artea.

Partido loco. Cuando los dos conjuntos habían agotado los cambios se produjo la expulsión de los guardametas. El árbitro, que se había erigido en protagonista, los despachó al vestuario. Con este plantel, el Txantrea sufrió, pero remontó.

El primer tiempo pasó desapercibido. Sin grandes ocasiones, cedió todo el protagonismo a un segundo período sin lógica ni aburrimiento. Ruiz adelantó, para sorpresa local, a los de Cascante. Después llegarían las expulsiones. La primera, muy rigurosa, dio lugar al empate. El colegiado señaló un claro penalti, que Peio materializó ante el nuevo meta Mario. Todo parecía de cara para el Txantrea, pero tres minutos después llegó la expulsión de Larumbe. De nuevo, nada claro con Mario y Laguna defendiendo los arcos. Mario, que había tenido un magnífico estreno sacando una mano a Gorricho, no pudo hacer nada ante Aldave, que con su gol daba el triunfo provisional a los locales. Pero aún así, la parroquia local sufrió. Y mucho. Laguna sacó por dos veces, hasta que Peio, con el portero visitante desplegado en labores de ataque sentenció.

DN