IDOYA 4 – ALUVION 1

IDOYA: Ángel, Sola, Carlos (Xabi), Zudaire, Ander, Iosu (Aramendia), Jaime, Zabala, Ioseba, Eneko (Txetxu) y Niko (Felones)
 

ALUVION: Manuel, Alberto (Josi), Eneko, Calavia, Sola, Guti, Josue, Israel, Javi (Borja), Aitor y Sesma (Zambrano).
 

ARBITRO: Marco auxiliado por Eguzkiza y Delas.
 

GOLES: 1-0, minuto 6: Zabala. 1-1, minuto 12: Youssef. 2-1, minuto 31: Eneko, de penalty. 3-1, minuto 60: Niko. 4-1, minuto 74: Eneko.
ARBITRO: Iván Marco, auxiliado por Hugo Eguskiza y Urki Delas, mostró amarillas a Josu e Felones por parte del Idoya y a Javi y Josi del Aluvion

.INCIDENCIAS: Terreno de juego muy blando, en muy malas condiciones, con zonas donde se paraba mucho el balón. Los jugadores del Idoya portaron camisetas y una pancarta de ánimo a su compañero David Echauri, lesionado gravemente la semana anterior. El Idoya salió en tromba ya a los 6 minutos se adelanto en el marcador, no solo eso si no que creo hasta dos o tres ocasiones de gol, Zabala se encargo de abrir el marcador.

Parecía que el partido iba a ser un camino de rosas para los locales cuando en un despiste defensivo, una falta sacada rápidamente por el Aluvión supuso el gol del empate, estuvieron listos Bergés en el saque y Youssef en la materialización. A partir de ahí, el Aluvión comenzó poco a poco a buscar la meta de Ángel con continuas llegadas por parte de los delanteros, Hasta el minuto 30 cuanto el colegiado se inventa un penalti por manos de Calavia, muy protestado por los jugadores del Aluvion. De aquí al segundo tiempo, poco mas que pelotazos y mantenerse en pie en un campo que cada ver era mas impracticable.
Comenzó el segundo tiempo el Aluvion dominando nuevamente el balón, sin claras ocasiones y nuevamente cuando mejor está, el Idoya en una buena contra Aramendia bate a Manuel, pone el 3-1 demasiado premio para los locales. El partido prácticamente se acabó ahí. Los visitantes pelearon, pero bajaron un poco los brazos. Al final, Eneko redondeó un resultado que se antoja justo vistas las ocasiones de ambos. Los jugadores locales dedicaron sus goles y la victoria a su compañero