El Aluvión mereció más.

ALUVIÓN, 1; AOIZ, 1

Aluvión: David; Adrián, Carlos Sola, Barbero, Marcos; Urzaiz, Marticorena (Javi Sanz, m. 60), Berges (Villafranca, m. 72); Kike (Laborda, m. 65), Israel y Alex (Fernando, m. 75).

Aoiz: Burgui; Stalin (Joaquín, m. 60), Antxon, Otano, Enaut, Ezpelta (Fermín, m. 70), Arza (Julen, m. 74), Markel, Mañú, Asier y Mendive (Popi, m. 60).

Árbitro: Edgar Verde, auxiliado por Jiménez y Sokoiza. Expulsó a Enaut del Aoiz en el minuto10 y al entrenador visitante en el 90. Mostró tarjetas amarillas a los locales Kike y Adrián.

Goles: 1 – 0 (m. 8): Kike. 1 – 1 (m. 91): Mañú.

Comentario: Cuando se domina claramente, se crean ocasiones y no se definen existe el riesgo de que vuele algún punto. Eso le ocurrió al Aluvión que dominó claramente todo el encuentro con múltiples ocasiones que no se concretaron en gol y en el último suspiro un contragolpe visitante culminado por Mañú estableció el empate que no refleja lo ocurrido en el Malón de Echaide.

         Los locales consiguieron su gol en el minuto 8 y, dos minutos después, los visitantes se quedaron con un jugador menos por la expulsión de Enaut y ese fue su gran mérito aguantando el marcador. Las claras ocasiones de Barbero, Adrián en dos ocasiones y el cabezazo de Israel no subieron en el marcador. La segunda parte siguió por los mismos derroteros y las ocasiones de Aitor, Adrián, Israel a la base del poste izquierdo y Laborda quedaron en nada. Y en el período de descuento una buena contra permitió rematar a Mañú el gol del empate ante la incredulidad de los aficionados cascantinos.

Rafael Villafranca